PRÓXIMAS MOVILIZACIONES EN DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS, NUESTRAS LIBERTADES Y CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LAS LUCHAS (I)

Durante esta semana se van a celebrar una serie de actos en los que es necesaria la participación de TOD@S, en defensa de poder expresarnos, de poder protestar, de poder luchar, de poder resistir, de no rendirse, de no sufrir represión por ello. Aquí exponemos el calendario y los motivos de cada lucha, que en realidad son una… la de la clase trabajadora.

Los dos titiriteros de la compañía Títeres desde Abajo estaban representando la obra La bruja y don Cristóbal, una adaptación de un personaje de la comedia italiana del siglo XVI en la que, según advirtieron los actores antes de comenzar la representación, había escenas de violencia, como la violación de una bruja –no una monja, como se ha repetido en los medios de comunicación–, apuñalamientos varios–. La obra es una crítica a la represión de la disidencia y a los montajes policiales, que la compañía incluye en su catálogo para adultos y que ya había sido representada en Granada, fue programada en horario infantil, a las 17h, por un error del Ayuntamiento. Este error ha causado ya el cese de la persona responsable de la programación teatral de los Carnavales, el tambaleo del área de Cultura del Ayuntamiento y, lo más grave, un proceso judicial contra los dos actores, acusados, por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, de enaltecimiento del terrorismo y delitos de incitación al odio –y por el Ayuntamiento por incumplimiento de contrato–. El pasado sábado, el juez de guardia de la Audiencia Nacional ordenaba el ingreso en prisión preventiva de los dos titiriteros, una medida que nos ha escandalizado y ha despertado la polémica también dentro de la judicatura.

La prisión provisional es una medida excepcional, según contempla el artículo 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que se podría aplicar con el objetivo de “garantizar la comparecencia del acusado en el acto del juicio, o en cualquier otro momento de las diligencias procesales y, en su caso, para la ejecución del fallo”.

Resulta paradójico que, la misma democracia que gritaba conmocionada ‘Je suis Charlie Hebdo’ y reclamaba el derecho a satirizar; a realizar crítica o humor empleando para ello a Mahoma, Alá, Dios, o a la propia religión musulmana, ahora pone en marcha su maquinaria procesal e imputa y ordena el ingreso en prisión provisional de unos autores que realizan una sátira humorística, en plenos Carnavales, sobre la propia sociedad en la que viven, a través de una obra de ficción.

CONCENTRACIÓN EN APOYO A LOS COMPAÑEROS TITIRITEROS EN CIBELES
10 F 19:00. ¡POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN! ¡¡POR LA LIBERTAD INMEDIATA DE ALFONSO Y RAUL!!

 

Anuncios