Manifestación en defensa de los espacios okupados: renfe de Mostoles, 11 de abril a ls 18 h

mani-2015-01

 

Insistimos, resisitimos.Volvemos a la carga!!

Defendiendo una vez mas las puertas que se abren contra los muros que nos construyen alrededor, antes Kukutzas que descampados, antes Maravillas que gentrificación a la carta, Eskuelas Taller para aprender a ser herman@s de lucha y Can Vies que cierran la calle pero abren el camino, Casas Viejas de la resistencia sevillana y Atalayas castellanas, Moradas, Quimeras, Madreñas y Trabas que fueron David Castilla, somos el Koko y la 13-14 , la Casa de la Muntanya y el Banc Expropiat, el cine Patricia Heras y la Eskalera karacola, cada familia desahuciada que entra en el edificio Dignidad y cada Laboratorio que quiera cambiar el mundo.

Por el recuerdo de todas las casas que son semilla de las que han de venir, por la resistencia, la lucha y la cultura popular, una vez mas, LaCasika no se Toca!!!!

Nos vemos en las calles el 11 de abril a las 18h Renfe de Mostoles y todos los días en laCasika en la avalancha de actividades de estos meses.

Anuncios

Las Marchas de la Dignidad llaman a una huelga general en octubre

Juan-Zarza

Decenas de miles de personas confluyeron en Plaza Colón para exigir el fin de los recortes, “pan, trabajo, techo y dignidad”.

Coincidiendo con el primer aniversario de la multitudinaria Marcha de la Dignidad del pasado 22 de marzo, miles de personas han vuelto a recorrer este sábado las calles de Madrid para reivindicar ‘pan, trabajo, techo y dignidad’. Lo han hecho, en esta ocasión, al grito de ‘huelga general’ para impulsar la huelga que ha convocado la plataforma para el próximo 22 de octubre.

La protesta ha estado impulsada por más de 300 colectivos sociales e integrada por 9 columnas procedentes de prácticamente todos los rincones de España que hacían su entrada en Madrid poco después del mediodía de hoy.

La primera en llegar ha sido la Columna Norte, procedente de Burgos, País Vasco, La Rioja y el norte de la Comunidad de Madrid, que ha desviado su recorrido respecto al del año pasado y ha transitado por Marqués de Viana –y no por Bravo Murillo– para detenerse a comer frente al solar de Ofelia Nieto, 29. En la marcha, compuesta por casi medio millar de personas, se encontraba el candidato a las primarias de Ahora Madrid, Mauricio Valiente.

Poco después de la hora de comer, también entraban en Madrid las columnas 2 y 3, procedentes de Cataluña, Aragón y Navarra, y Murcia y Comunidad Valenciana, respectivamente, así como la Columna llegada de Asturias, Cantabria y Castilla León que a su paso por Génova 13 encontraba la sede del Partido Popular blindada por un amplio dispositivo policial.

La más numerosa ha sido la Columna Sur que, en el momento de la confluencia en Atocha entre los brazos procedentes de Extremadura y Andalucía sumaba más de 10.000 personas y en la que marchaba el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores, Diego Cañamero, al frente de la pancarta.

A éstas se han sumado además a primera hora de la tarde las columnas procedentes de las islas, el centro de Madrid y el extranjero, y la Columna de la Memoria Histórica que denunciaba así “la impunidad del Franquismo”.

El motivo central de la protesta ha sido, una vez más, la reivindicación de un empleo y vivienda dignos, de los derechos sociales y de las libertades democráticas, y el rechazo a los recortes, la corrupción y la privatización de servicios. Pero también han podido verse pancartas contra el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP, por sus siglas en inglés), contra el Decreto ‘3+2’ del Ministro Wert o contra el pago de la deuda.

Entre los manifestantes se encontraban además colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, Madres contra la Represión o la Liga de las Artes, los despedidos de RTVE y los trabajadores de Coca Cola. Junto a ellos, han apoyado la marcha los sindicatos CGT y CNT, y partidos como IU, Equo, Podemos o EH Bildu, algunos de cuyos representantes han participado en la protesta, como es el caso de Cayo Lara, Lara Hernández o José Luis Centella (IU). Asimismo, las coordinadoras Sáhara Libre y Palestina Libre y el Comité de Solidaridad con Rojava y el Pueblo Kurdo, han aprovechado la ocasión para reclamar también dignidad para los pueblos saharaui, palestino y kurdo.

Los miles de manifestantes se han unido a las 18 horas en la céntrica plaza de Colón, en el mismo lugar donde lo hicieran el año pasado, donde se ha procedido a la lectura de un manifiesto desde un escenario específicamente habilitado para ello.

Enfrentamientos-entre-policia-_54404340927_53699622600_601_341

Cargas tras la manifestación

Al menos 17 personas han sido detenidas y más de cincuenta identificadas por la Policía Nacional en el centro de Madrid tras un enfrentamiento entre un grupo de manifestantes y la policía que ha empañado la jornada de las Marchas de la Dignidad.
Las cargas policiales han comenzado minutos después de que se diera por finalizada la convocatoria, cuando muchos de los manifestantes aún no habían abandonado las proximidades de la Plaza de Colón. Han comenzado en la calle Gran Vía, a la altura de la calle Montera, y de ahí se han extendido hacia las calles aledañas y a la misma Puerta del Sol.
Un joven ha sido detenido en las inmediaciones por dos agentes de la policía secreta y un grupo de al menos 30 personas retenido en la calle Bolsa, junto a la Plaza Jacinto Benavente, donde la Policía Nacional ha estacionado 8 furgonetas de la Unidad de Intervención (UIP).
A falta de confirmación oficial por parte de la Delegación del Gobierno, algunos de los asistentes advierten de que podrían ser más los detenidos, a quienes podría haber atendido el Samur y que también podrían ser varias decenas las personas heridas durante la carga policial.

¿Por Qué Trabajamos Más y Producimos Menos? Cómo Sería España Con Horarios Europeos

trabajo

 

Por Bárbara Lorezana:

Fuente: http://codigonuevo.com/como-seria-espana-con-horarios-europeos/

 

Como cada año llegadas estas fechas en las que se realiza el cambio de hora primaveral, se publican un sinfín de informaciones acerca de los pros y los contras que conlleva este acontecimiento. Este año, además del eterno debate acerca de qué huso horario debemos seguir, parece ser que se ha puesto de moda poner a parir a lo españoles no solo por el cambio de hora, para muchos bastante absurdo, sino por nuestros extraños y diferentes horarios que el resto del mundo no entiende.

Incluso desde la prensa norteamericana, concretamente el rotativo The New York Times, en un artículo titulado “España, el país de las cenas a las 10 P.M, preguntaos si no es hora de cambiar los horarios”, nos critican nuestras cenas tardías, el prime-time televisivo y, cómo no, nuestras controvertidas siestas. Como si los españoles, más allá de los jubilados, parados y gente con mucha suerte, tuviésemos tiempo para echarnos una cabezada a mitad de la jornada laboral. Una vez más parece ser que la culpa de la baja productividad de nuestro país la tuviésemos los ‘curritos’ que nos acostamos demasiado tarde, comemos a deshora y, para colmo, nos echamos unos ‘siestones’ de órdago.

Y en esta línea muchas voces se alzan para defender la importancia de racionalizar o ‘europeizar’ nuestros horarios vitales y así hacernos más productivos y eficientes. Tarde. Así se podría definifir el lifestyle español. Cenamos tarde, nos acostamos muy tarde, incluso se nos conoce por ser impuntuales… pero de lo que parece que nadie habla es que también salimos de trabajar muy tarde. Lo cierto es que mientras que en el resto de Europa a las 5 o 6 p.m casi todo el mundo está llegando a sus casas, en España a esas horas mucha gente todavía está atrapada en el trabajo, los que lo tienen, y con unas cuantas horas por delante. Ante esta realidad y apoyando el cambio de horario, hemos decidido imaginarnos cómo sería nuestra vida con horarios sensatos. Los españoles también queremos vivir, gracias.

Fin a un jet lag constante

Sobre todo las semanas en las que nos toca hacer más horas en el trabajo, ya sea por necesidad económica o porque no damos a basto. El caso es que quedarse más horas significa posiblemente llegar a casa de noche, cenar algo rápido o nada, dormir una media de 5 horas y vuelta a empezar. Muchos especialistas en el tema como Nuria Chinchilla, miembro de la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, consideran que si no cambiáramos la hora del reloj estaríamos de nuevo en nuestra zona horaria, y si, además, adelantásemos una hora los telediarios del mediodía y la noche, y también la hora de comer a las 13:00, habríamos andado una gran parte de camino. “Hay muchos españoles que no son conscientes del jet lag constante en el que viven y los costes asociados de no cambiarlo”, advierte siempre que puede en su blog esta ejecutiva y defensora de la conciliación entre vida familiar y laboral.


Nuestro trabajo sería más productivo

Trabajamos más, pero rendimos menos. Y a pesar de que a grandes empresas como a Iberdrola les está funcionando muy bien la implantación del horario intensivo e incluso han reducido, según ellos, el absentismo laboral en un 20%, todavía es bastante inusual este tipo de horarios, y no solo eso, sino que en muchas empresas además de obligarte a coger 2 horas para comer, está bastante mal visto salir a tu hora, aunque no tengas mucho más que hacer. Se impone, creo yo, un cambio de mentalidad. Los datos indican que las jornadas intensivas mejoran la productividad por hora trabajada, una de las asignaturas pendientes de la economía española.


 Tendríamos una mayor calidad de vida

Es verdad que para bien o para mal tenemos unos horarios bastante diferentes al resto de los europeos. Pero más allá de la idiosincrasia de nuestro país y de lo absurdo que resulta que a día de hoy sigamos el huso horario de Alemania, que se impuso hace 74 años por causas ideológicas, y no el de Greenwich que es el que nos corresponde por nuestra latitud, no estaría mal revisar en primer lugar los extensos horarios laborales que según muchas estadísticas sitúan a España entre los países de la UE en el que más horas se trabajan, unas 280 horas más que en Alemania, lo que suponen 35 jornadas laborales más, o siete semanas extra de trabajo al año. Una locura, ¿no?

Sin embargo, seguimos estancados en la idea de que si eres el último que te vas de la oficina eres el trabajador de la semana, e incluso muchos jefes te miran mal si sales a tu hora; en cambio, en la mayoría de países europeos el que se queda a trabajar más allá de las cinco es visto como alguien que no ha sabido organizarse bien, y además hay que pagarle esas horas extra.

Además, los españoles somos los que menos dormimos de todos los ciudadanos europeos y eso a la larga se nota, de hecho según algunos médicos aumenta el nivel de glucosa en sangre por lo que indirectamente aumentan los riesgos de padecer diabetes. Todos hemos notado en nuestras carnes lo bien que sientan esas ocho horas de sueño reglamentarias, pero para poder dormirlas no nos quedará más remedio que estar entre las 22.30 y 23.30 en la cama como unos niños buenos.


Nuestras vidas dejarían de ser un kaos

Con estos horarios a ver a quién le apetece llegar a casa y ponerse a recoger, limpiar y demás responsabilidades domésticas. ¿Resultado? Nuestra casa es una auténtica leonera y nuestra mente un remolino de preocupaciones. Tampoco queda mucho margen para ir al supermercado o cocinar, así que terminamos comiendo mal y a deshora. Cambiar nuestros horarios mejoraría la calidad de nuestra vida, comeríamos mejor y nuestra vida sería más equilibrada. Además, está demostrado que el trabajador que puede conciliar su vida familiar y sus aficiones con el trabajo es una persona más completa, feliz y rinde más en el trabajo.

¿Por qué entonces no se favorece la jornada continua e incluso el ‘teletrabajo’ que tantos atascos evitaría? Sí, racionalicemos los horarios, pero sobre todo los laborales porque, aunque el trabajo sea hoy en día (y por desgracia) un bien escaso y muy deseado, no nos llevan a ninguna parte esas interminables jornadas laborales con las que es prácticamente imposible conciliar la vida laboral con cualquier otro tipo de actividad vital, ya sea tener familia o escalar montañas, cada cual con sus gustos. Pero por mucho que nos apasione nuestro trabajo, la realidad es que una vida en soledad, sin amigos, sin pareja, sin familia con la que compartir risas, llantos, fiestas y broncas…es una vida incompleta.  En definitiva, seamos productivos pero busquemos la manera de trabajar para vivir y no vivir para trabajar, que tampoco beneficia a nadie.


Seríamos más felices

No cabe duda de que si duermes tus ocho horas, sales de trabajar a una buena hora que te permite quedar con amigos, cuidar de tu familia, organizar un poco tu casa o simplemete cenar a buena hora, el resultado es que eres más feliz y encima rindes más en el trabajo y estás con mejor cara. ¿Qué más se puede pedir? Y debemos tomarnos en serio este asunto de la felicidad ya que, aunque este parezca el país de las castañuelas y la alegría, resulta que somos el séptimo país de la UE que más antidepresivos consume. Así que, si somos europeos,  seámoslo con todas las consecuencias, en lo bueno y en lo malo y ¡hasta que la muerte nos separe!

Crédito de la imagen: Tommy Ga-Ken Wan (Flirk)

Fuente: http://codigonuevo.com/como-seria-espana-con-horarios-europeos/

NO al TTIP, difunde para movilizarnos más que nunca‏

DIBUJO-TTIP

Y en medio de todo esto, aparece el vampiro

Sí, el vampiro, dispuesto a chuparte lo que te queda de derechos sociales, laborales y ambientales. Con ganas de succionar la poca democracia que te queda. De robarte hasta la última gota de sangre.

Es el vampiro del TTIP,  el tratado de libre comercio entre la UE y EEUU, que hasta ahora ha permanecido en las catacumbas, ocultado por la Troika, y alimentado a base de la sangre obtenida con los recortes y privatizaciones. Pero ahora lo quieren soltar para terminar de sepultar la democracia.

Un panorama desolador…pero ¡Tranqui! los vampiros asustan, pero sabemos cómo combatirlos, Aquí va el kit de lucha contra vampiros:

 Luz: Sí, un vampiro se desintegra al salir a la luz. Por eso tenemos que sacarlo de las catacumbas y hablar de él, generar debate, obligar a que nos cuenten qué hay detrás. Para ello es importante movilizarse el  18 de abril, día internacional contra el  en el que coincidiremos miles de ciudades de Europa y EEUU.

 Estacas: Vamos a clavar una estaca en el corazón del Vampiro, en Bruselas. Para ello vamos a presentar 2.000.000 de firmas de parte de la ciudadanía europea, diciendo alto y claro que no queremos el TTIP. Si aún no has firmado puedes hacerlo aquí http://stop-ttip.org/firmar/

 Ajo: Vamos a llenar las redes sociales de ajo. Por ello cada martes vamos a recordar que no queremos el TTIP, con el hashtag #TTIPTuesday

 Y no te olvides de llevar agua “bendita”. Sí, bendita rebeldía. Nada como la lucha del día a día para seguir defendiendo nuestros derechos, nuestra vivienda, nuestras plazas, nuestro planeta, nuestra vida. No hay nada mejor para acabar con el vampiro y sus secuaces.

Así que ya sabes, el 18 de Abril a las 18:00, nos manifestaremos  de Neptuno a Sol para decir alto y claro que este Tratado lo vamos a parar.

21M plano de las rutas y columnas‏

Planos de los recorridos de las columnas de las Marchas de la Dignidad del próximo sábado día 21 de Marzo. Os recordamos que Solidaridad Obrera participa dentro del bloque sindical, un bloque abierto a quien quiera unirse. A las 17:00h estaremos en la Cuesta de Moyano para incorporarnos a las rutas que vienen desde el sur (rutas 4 y 5).

Marchas 22M 2015Ùltma etapa 21M

Concentración de apoyo al CSOA La Casika “La cultura popular no es un delito”

img_5104_4

El dia 10 de Marzo por la mañana, tuvo lugar una concentración de apoyo al CSOA La Casika, a la que asistieron centenares de vecinos para mostrar su apoyo, asi como la sección sindical de Solidaridad Obrera del Ayto. de Alcorcon.

A continuación el artículo publicado al respecto en el periódico local “Voces del Pradillo”.

 

Alrededor de un centenar de vecinos se han concentrado esta mañana frente a los juzgados de Móstoles en apoyo a las actividades culturales que se realizan en el CSOA La Casika, en una convocatoria contra la criminalización de la cultura popular.

 

Los hechos por los que hoy se prestaba declaración se remontan aproximadamente a hace cuatro años cuando agentes de la policia municipal, en una calle cercana al CSOA la Casika notifican a Moisés, vecino de Móstoles, una resolución administrativa de urbanismo en la que aparece su nombre.  Posteriormente se informa de que en dicha resolución figuraba la prohibición para realizar cualquier actividad cultural dentro del CSOA la Casika. También aparecían reseñadas tres personas más, las cuales desde ese momento serían consideradas por la Administración como responsables de las actividades que se llevaran a cabo en el citado Centro Social, pudiendo incurrir en responsabilidad tanto penal como administrativa si desobedecían esa resolución del Ayuntamiento y donde se hacía también mención a la posible clausura del Centro Social.

Según ha declarado Erlantz Ibarrondo, abogado defensor, a Voces de Pradillo, su defendido ha prestado declaración por un delito de desobediencia por una actividad que se realizó en el CSOA la Casika en la que se le atribuye al acusado de la responsabilidad de no haber impedido ejercer esa actividad concreta, segun consta en un expediente en el que figuran más de dos centenares de actividades de diversa indole, hecho que supondría que tuviese que prestar declaración en calidad de imputado por un delito de desobediencia de las más de doscientas actividades celebradas en la Casika, de las que hay constancia por escrito y en las cuales ha intervenido la policía. En ese absurdo nos encontramos porque no llegan a comprender, o si lo entienden y lo mantienen, que las actividades de un Centro Social no se rigen por lo que diga una persona, entonces aunque una persona tuviera actividad y presencia en la asamblea de la Casika no tendría capacidad para decidir qué se hace o no se hace, sino que es la Asamblea, y como no pueden imputar a una Asamblea porque es algo genérico pues cogen uno de los nombres que tienen de hace varios años y le reiteran las imputaciones, por lo que estamos ante una persecución. Moisés aparece como supuesto representante de la Casika por recoger una información para saber cómo actuar pero ni se le ha identificado en el momento de los hechos ni nada, por tanto no hay absolutamente nada por lo que se le pueda imputar.

Frente al Juzgado se han concentrado esta mañana alrededor de un centenar de vecinas y vecinos como muestra de apoyo a la Casika y a las actividades culturales que se realizan en el Centro Social. Tras la concentración, la policia nacional ha hostigado a los vecinos allí congregados exigiendo aleatoriamente a los presentes la documentación, sin ofrecer ninguna explicación sobre el motivo de las identificaciones, llegando incluso al traslado de un vecino a la comisaría para su identificación.

Fuente: http://www.vocesdepradillo.org/content/concentracion-de-apoyo-al-csoa-la-casika-la-cultura-popular-no-es-un-delito

Video-forum: Ingobernables. Un recorrido por la Catalunya anarquista del siglo XXI. Viernes 13 marzo, 19:30h.

ingobernables
Ingobernables intenta acercarse a la realidad del movimiento anarquista o antiautoritario en Cataluña. El documental aborda la conflictividad social de los últimos años: huelgas generales, bloqueo al “parlament”, el movimiento de las indignadas, los procesos de auto-organización de barrios y centros de trabajo, la revuelta de Can Vies. Asi como también la visión de las clases dirigentes y de los medios de comunicación sobre lo que ellos mismos han denominado los “antisistema”. La respuesta del Estado a la lucha, se ha centrado en la represión y el endurecimiento penal como demuestran la aprobación de la “ley mordaza” o la aplicación de la ley antiterrorista hacia el anarquismo en diferentes casos y en la denominada Operación “Pandora”. A través de entrevistas a diversos colectivos e individualidades, de la propaganda en las callos, do actos realizados por colectivos libertarios; el documental muestra aspectos como; la vigencia de las ideas anarquistas , la importancia de recuperar la memoria histórica desde una perspectiva revolucionaria, la necesidad de acabar con el capitalismo, el peligro de la vía institucional para cambiar la sociedad y sobre todo la posibilidad de pensar en otras formas de organización social no basadas en el Estado y el capitalismo.
Producciones Ingobernables, documental realidazo por Gonzalo Mateos
95 min. Castellno-Catalán (subtítulos en castellano). Barcelona 2015